Saltar al contenido

Perdió todos sus ahorros porque las monedas se oxidaron y arruinaron a los billetes

Perdió todos sus ahorros porque las monedas se oxidaron y arruinaron a los billetes

Ahorrar no es tarea fácil, especialmente cuando vivimos con salarios menores, desempleo y una gran elevación en el precio de los productos básicos. Sin embargo, hay personas que consiguen dinero fácilmente, pero no lo llevan al banco, únicamente lo esconden bajo el colchón pensando que será más seguro tenerlo ahí.

Pero tenerlo en casa también incluye un riesgo si tomamos en cuenta las condiciones ambientales, el material y los años del dinero, ¿verdad? Al parecer, una mujer en Malasia no pensó en ello, pues perdió todos sus ahorros cuando sus billetes y monedas se oxidaron.

Billetes oxidados

Nadie se hubiera enterado de lo sucedido, pero una de sus amigas decidió compartir la historia en su cuenta de Facebook. Resulta que la mujer guardó monedas y billetes durante años y, al final, las monedas terminaron por oxidarse a tal grado que afectaron los billetes, los cuales se rompían con facilidad y al cabo de un tiempo se volvieron inservibles.

Billetes oxidados

La amiga confirmó que se perdieron cerca de 200 euros, tal vez para muchas personas no significa una gran cantidad de dinero, pero para la mujer eran los ahorros que con tanto sacrificio había juntado durante varios años.

El suceso ha generado una gran cantidad de comentarios, pues miles de usuarios lamentaron esta pérdida y, al parecer, mencionaron que esto es más habitual de lo que parece, sobre todo en personas adultas.

Billetes oxidados

Por esta historia, algunos usuarios de redes sociales decidieron también compartir la información para que otros puedan ayudar a los adultos mayores a separar los billetes de las monedas con el fin de que no sufran de la misma tragedia. Además, hubo quienes comentaron que lo mejor es visitar a un banco y conocer los planes de ahorro que ofrecen.

En cuanto a la mujer, llevó todo el dinero al banco y le facilitaron el proceso para que pudiera reemplazarlo y decidió dejarlo ahí en una cuenta para que no vuelva a suceder nada parecido en el futuro.